…Cuando reconocí que dentro de mí había un deseo por contar de manera escrita, dispuse la mesa de trabajo y todos los esfuerzos para escribir una novela. Prontamente me aburrió, pues eso que pulsaba en mi interior perdía vida por días. Aunque, cuando reflexionaba sobre ello, se me encendía el corazón.

Algo se estaba gestando, pero no encontraba la referencia. Iba de escribir, de escuchar, pero sin intención de opinar. Tenía relación con otras personas e iba de plasmar verdades.

Un día, normal y cualquiera, apareció en mis manos el deseo de escribir cartas en primera persona. En ese momento fue tan grande el eureka que se produjo en el corazón que sentí cómo un rayo de miedo me atravesaba de pies a cabeza. A la vez experimenté uno de los días con más sentido y dirección. Sentí que se me estaba poniendo en las manos no solo un trabajo, sino una función a favor de la vida.

Comencé a trabajar con la paciencia de quien sabe que no verá, durante un tiempo, los efectos del esfuerzo. La primera petición llegó en la primavera de 2016.

A lo largo de diez meses fui probando palabras hasta llegar a tener en las manos la carta que recogía el mensaje de la persona remitente.

Cuando la destinataria recibió su carta, experimentamos una inmensa alegría y satisfacción, acompañada de una sensación de rareza pues la receptora no sabía toda la verdad. Se abría un universo que debía ser tratado con delicadeza y cuidado.

En enero de 2017 se activaron las peticiones y gracias a cada persona, fui descubriendo el poder de la palabra viva. Quienes no se dirigían la palabra volvían a hablarse sin rencor. Quienes se declaraban el amor se encontraban con un sentimiento más grande y profundo. Donde hubo guerra, aparecía paz.

Cada carta me daba una pieza fundamental de aprendizaje y acompañar todo lo que ocurría a través de la carta, se iba haciendo cada vez más innato a la travesía. Cada persona me ampliaba la pasión de ser parte del lenguaje del corazón hasta que un día empecé a acompañar inquietudes donde el masaje y la palabra hablada cobraban el mismo protagonismo que la escritura. Con la ilusión de compartir, te invito a sentirte en tu casa. ¡Buen disfrute!

La escritura

Muchas personas crecen con la idea de que escribir es patrimonio de pocas manos y la satisfacción al hacerlo de manera amateur es íntimo y sin trascendencia.

La escritura, cuando se siente cómoda, nos descubre que hay algo muy grande dando vida al organismo. Con cada palabra que expresa verdades nuestros sentidos se abren y el corazón late.

La escritura es una herramienta que puede servir para organizarnos, desahogarnos, contarnos, enraizarnos, meditarnos y muchísimas posibilidades más, según el momento y estado en que se practique.

La escritura

Comunicar_nos

LA COMUNICACIÓN SE ESTABLECE en función de códigos que no siempre son comunes y corre el riesgo de ser interpretada desde diferentes miradas. Al reconocer que hay prejuicios, ataques, la fuerza de las creencias y un sinfín de estrategias que nos impiden comunicarnos honestamente, ocurre un cambio en la forma de vincularnos, dando la opción de entrar en aspectos más profundos de nuestras relaciones. En vez de dar por sabido, pasamos al terreno de ser interlocutoras activas y aflora un mensaje capaz de tocar el corazón de quien nos escucha.

Acompañar

ACOMPAÑAR ES ESTAR, es escuchar sin juicio, es depositar la atención en la persona, es crear el ambiente para que el cuerpo pueda expresarse. Acompañar es reconocer que la vida sabe. Sentirse acompañada es saber que hay alguien ahí cuando se camina lo desconocido y poder decidir si agarrar o no su mano. Sentirnos acompañadas nos brinda poder explorar y descubrir la belleza de darnos cuenta.

Acompañar

El tacto

EN MI RECUERDO QUEDARON GRABADAS las tardes de verano donde le ponía crema hidratante desde las rodillas hasta los pies, a la hora del café, a mi abuela Anita. No recuerdo cómo ni cuándo surgió pero pronto se convirtió en un ritual. Yo disfrutaba cada día como si fuera la primera vez y tenía la sensación, que nunca compartí con ella, de poder comunicarnos de otra manera. Así, mi abuela me abrió a la conversación que se creaba entre las manos y la piel. Ella tenía la piel más suave del mundo.

Amor y voluntad

UNA DE LAS PERSONAS MÁS IMPORTANTES que me inspiró a fundar La Lettrería fue la madre de mi padre. Aunque se fue antes de poder llamarla Abuela Carmen y de conocer en persona lo buena que era, siento que dejó en mí un legado muy preciado, convirtiéndose en un pilar fundamental.

De entre sus vecinas, ella disponía en su haber la capacidad de leer y de escribir para otras personas. Cuando llegaban las cartas de los maridos y familiares exiliados, ella ponía voz y tinta a sus escritos y novedades, acompañando con mucho tacto cualquier dolorosa novedad que tuviera que comunicar.

Amor y voluntad

Expresión escrita

AÚN PERDURA EN EL RECUERDO COLECTIVO cuando las cartas manuscritas eran una vía muy común de comunicación. Descubrir de dónde viene, observar la letra, abrir la carta, mirar su longitud, empezar a leerla y tener la sensación de escuchar a la persona de la mano de cada letra.

Hoy día parece que la aparición de aplicaciones instantáneas ha desbancado las cartas. Sin embargo, en la mayoría de los llaveros seguimos teniendo la llave del buzón y el anhelo por ese tipo de comunicación.

Expresión escrita

Escritura

ESCRIBIR PUEDE DAR CLARIDAD cuando tenemos algo importante que comunicar. La palabra escrita va acompañada de memoria, de vivencia, de emoción(es), de incomprension(es), de separación, de dolor, etc. La experiencia nos revela/desvela que cuando le damos la oportunidad a lo que hay de aparecer y sentimos lo que tiene, se culmina el ciclo de la emoción y aparece una nueva voz.

La Lettrería ofrece…

Una escribana

Escribir desde la voz del corazón es una vivencia única para cada persona. El corazón, cuando se encuentra en confianza, expresa desde un lenguaje que ama. La fuerza de esta voz es capaz de generar realidades jamás imaginadas que pueden reportar una nueva unión, lograr comprensión en el vínculo y dejarnos un estado de alivio muy profundo. Para quien la recibe se convierte en un regalo muy preciado.

Acompañar la escritura

Esta opción permite vivir el proceso en primera persona. A través de encuentros vamos descubriendo conjuntamente en qué lugar y estado están las emociones hasta reconocer lo que queremos decir. Mediante diferentes propuestas se llega a identificar la voz del corazón, desde la cual brota el mensaje que reúne todo lo que deseamos comunicar.

Al entrar en contacto con La Lettrería, compartimos
nuestra intimidad por un bien mayor.

Encuentros Escribe & Descubre

 
HE OBSERVADO que muchas personas aprendieron a escribir cohibidas. Las posibles faltas y el juicio hacia la caligrafía son algunos de los motivos más comunes que me he encontrado. Por contra, disfrutaban mucho de la intimidad que les confería su diario para escribir sobre cualquier tema, donde ningún bolígrafo rojo tenía el permiso para tachar. Con la idea de hacer de la escritura un juego practicable, La Lettrería pone a disposición encuentros individuales y grupales, donde cada persona contacta con la acción de escribir, sin pretensión de compartir lo escrito. Una de las peculiaridades del encuentro es darle la bienvenida al cuerpo, mediante ejercicios de estiramientos y respiración. Ello nos regala una expresión más profunda. Escribe & Descubre va dirigido a todos los públicos.

 

 

Si jugáramos a quitarle el juicio de hacerlo bien o mal, cualquier bolígrafo tendría la capacidad de experimentar lo que ocurre cuando se expresa la fuerza innata que porta la tinta.

Escritura durante la gestación

 
LA ESCRITURA, DESDE LA MIRADA DE LA LETTRERÍA, es una vía respetuosa para plasmar y acompañar las vivencias, sensaciones, inquietudes e ilusiones de la mujer en uno de los rituales más transformadores e impactantes de la vida.

A través de encuentros individuales, pondremos el foco de atención en lo que quieras escribir. La idea es llevar al papel tus mensajes convirtiéndolos en el formato que desees, anécdotas, cartas, un diario o un libro. Te acompaño en la escritura o puedo ser escritora desde tu voz, a lo largo de toda la gestación o en momentos puntuales, conforme te apetezca. La escritura durante la gestación se ofrece también a todas las personas que están alrededor de la mujer.

 

Por fuera todo sigue su ritmo mientras que por dentro percibo un mundo inmenso.

 

LA ESCRITURA COMO REGALO A LA MAMÁ GESTANTE

Regalarle una carta manuscrita a una amiga·hija·hermana durante la gestación, se convierte en la oportunidad de brindarle un regalo único que le dará fuerzas y amor.

Revisión emocional de textos

 
DESDE LA PROPIA METODOLOGÍA de releer las cartas tantas veces como haga falta para llegar a encontrar el hilo y que cada palabra ocupe su nido, es una alegría para La Lettrería poner a disposición nuestros ojos para revisar escritos. Nuestro ofrecimiento es acompañar a desenredar los nudos ocultos entre líneas y proponer un texto acorde al lenguaje del corazón.

 

 

La comunicación como proceso vivo agradece disponer de tiempo y confianza para entrar en contacto con aquello que desea ser expresado.

Masaje Bioenergético Profundo

EL MASAJE BIOENERGÉTICO PROFUNDO está inspirado en la bionergética transpersonal no dual del Centro Mayéutika, Barcelona. Cada una de estas palabras engloban un conocimiento profundo que brinda un mapa donde el masaje se convierte en un encuentro, donde el cuerpo es respirado, escuchado y acompañado, teniendo en cuenta el atlas que nos brinda la tradición a través del Árbol de la Vida y de la Medicina Tradicional China. Este masaje utiliza elementos que nos acompañan en el día a día. El beneficio de la respiración, del tacto con cuidado, el respeto hacia la persona, estar en un lugar agradable que confiere seguridad, pausar la actividad diaria, no querer invadir nada y el beneficio de estar.

A partir de 5 años

Entre 2013 y 2015, a través de acercarme activamente a la primera edad y complementado con la formación de Elisabeth Fodor y Montserrat Morán sobre el método del movimiento y los sentidos, sentí una fuerte admiración hacia la infancia. Fueron l@s hij@s de mi entorno quienes al verme abrir la camilla de masaje me pedían recibir uno y meses más tarde me seguían recordando lo mucho que les había gustado.

Para mayores de 18 años el masaje es de una hora.
Para menores de 18 años es necesario conversación previa.

Acompañamiento

A VECES NO DESEAMOS que nos toquen el cuerpo, ni siquiera que la escritura esté presente.

Desde la vivencia personal, donde el hacerlo por mí misma era la llave que aseguraba que las opiniones no me afectasen, descubrí que un mundo se abría cuando empecé a encontrarme personas que estaban a mi lado de una nueva manera. Podía estar sin la presión de tener que esconder lo que sentía.

Al contar una historia de forma continuada, sin interrupciones, en un entorno seguro y sin juicios, se expresa el beneficio de la escucha activa.

Hablar nos permite hilar y, en contadas ocasiones, ver con perspectiva lo que nos ocurre. Ello confiere a aquello que no sabemos cómo encajar, que tome vida más allá de nuestro imaginario y pueda darnos pistas sobre cómo abordarlo.

Acompañamiento

No hay algo con más ciencia que recuperar y tomar consciencia de lo que llevamos de manera innata.”

De la idea a la tierra

ANTES DE NACER La Lettrería, decidí desistir de contarle a mi entorno cualquier idea nueva que apareciera por mi cabeza pues sentía cómo sus miradas atendían al propio cansancio que yo misma tenía. Se repetía con frecuencia el ciclo de idear, dedicar un tiempo a prepararme para ello y que se quedara sin cuerda.

En el plano laboral, se me iba haciendo cada vez más cuesta arriba. A nivel interno, iba acumulando un conocimiento sin poderlo brindar en ningún lugar, encontrándome cada vez con mayores dosis de frustración. Una imaginación fantástica que nunca llegaba a tocar este plano de la realidad.

El Árbol de la Vida fue el símbolo a través del cual sentí que La Lettrería encontraba un guion, un entendimiento y el reconocimiento, donde desplegar la fuerza que la idea traía.

Si durante mucho sentí que lo que aprendía caía en saco roto, ahora noto cómo los años han ido remendando el tejido con el hilo del conocimiento adquirido en llevar a la acción La Lettrería.

Dirigido a los nuevos proyectos, a las ideas que ya existen y deciden darse desde otro lugar y para las que aún no están pero ya hacen muestra de que algo importante está latiendo.

Elena Martimanza

De los primeros recuerdos que tengo, sobre la escritura, es de un día que había algo que me desesperaba y deseaba chillar a los cuatro vientos. Pero no podía, aún quedaba un rato largo para ir al patio y me sentía aprisionada entre mis dos compis de fila.

Cuál fue mi sorpresa cuando encontré en la última página del cuaderno la posibilidad de expresarme, sin que nadie tuviera la más mínima sospecha de lo que escribía, hasta llegar a sentirme aliviada. Al terminar lo rompí como si ese capítulo de mi corta vida no hubiera tenido lugar, aunque dejó en mí una huella.

Fue en 2004, viviendo por primera vez lejos del hogar familiar, cuando empecé a tomar conciencia del efecto que tenía el poder de escribir lo que sentía. Al escribir ocurrían hechos inesperados, por ejemplo: sentir una profunda soledad, escribir sobre la angustia que me causaba y a las dos horas estar rodeada de personas de diferentes partes del mundo, sintiendo el corazón palpitante de vida.

Casi una década más tarde, en las antípodas, empecé a descubrir que en los momentos más incómodos de vivir, la escritura siempre me recibía con los brazos abiertos.

Establecí la escritura como parte esencial de mí día a día y empecé a darme cuenta de que a veces no escribía lo que yo quería, sino que  había un texto con vida propia. Fui poniendo atención a la doble fuerza que imperaba en mí, tenía ganas de que ocurriera, pero cuando pasaba me empeñaba en llevar el control de las palabras.

Con las mismas ganas que respeto, fui entregándome a la pasión por contar·nos, mirar·nos y unir mundos con la vida que habita en nuestros corazones.

Al terminar ciencias empresariales, decidí que era el momento de estudiar lo que me llevaba tiempo buscando y había dejado de atemorizarme “trabajar con los problemas de los demás”, como escuché tantas veces del trabajo social. Conforme estudiaba, encontré lugares donde estar cerca de personas y descubrí que poner la atención en otra persona es todo un don y yo apuntaba maneras.

La exploración en la bioenergética me ha permitido unir la experiencia con la mirada de acompañar a las personas desde la horizontalidad, de dignificar al ser en los momentos más vulnerables y de entregarme a la transformación que cada vivencia lleva pareja.

M 3

ADEMÁS DE HACER que La Lettrería y la Lengua vayan de la mano, María (teniendo en cuenta sus iniciales, M³) pone su mirada, arte y trayectoria en el día a día de La Lettrería.

Es filóloga alemana, licenciada en Periodismo, traductora, docente en un IES sevillano, fundadora de MuAC, monologuista y pura fuente de ideas que se llevan a la tierra.

María es respeto, apertura, cariño, calidez, disciplina, tesón, apoyo y amor por lo nuevo.

Cuando se está preparada para que otra mirada conozca lo que hacemos y nuestra defensa nos permita recibir sus comentarios, recomiendo una revisora y compañera de aventuras como María.

 

 

todo el apoyo y amor de mi familia de sangre, amistad, de alma y ancestral. A toda la luz que hace de esto una realidad; a todas las personas que sin saberlo han contribuido; al boca oreja; y al brillo de los ojos de quienes han sentido atracción por la idea. 

A Esther Ballber, Ferrán Pascual y Vicen Montserrat, gracias a su pasión dan sentido a corazones inquietos. Fundadores del Centro Mayéutika, para ellos, la mayéutika es el arte de acompañar a alumbrar nuestra auténtica naturaleza.

A Ciencias Empresariales, Universidad de Sevilla, 2005; Trabajo Social, Universidad de Granada, 2009; A la Risoterapia de Salud Inteligente. A todas las personas con quien hice vida en los retiros organizados por FEAPS (Federación Andaluza de Personas con Discapacidad) y al Departamento de Cooperación de la UG, en especial por enseñarme la importancia de estar y mirarnos. Al SAD por mostrarme el valor de escuchar y hacer una gestión donde nadie se quede atrás. A Elizabeth Fodor y Monserrat Morán.

Agradecida a Sevilla por darme tierra para criarme. A Lyon por abrirme la puerta a sentir inquietud por la vida. A Granada por darme la fuerza de la Sierra. A Santiago de Chile y alrededores, por revelarme otra narrativa de la historia y acercarme al concepto de oportunidad. A Nueva Zelanda por vivir a diario en la dignidad de su gente y en la pureza de la naturaleza. A La Polinesia por darme pausa para observar y descubrir que los bolígrafos eran un bien privilegiado. A Barcelona por brindarme un hogar.

Fabián Taranto diseñador y guardián de la belleza de La Lettería. A Luisa Cardenete ilustrando sueños en acuarela. A Stephan Vallott revelando el poder de lo oculto a través del retrato consciente. A Tiporium  plasmando artesanalmente la esencia en cada tarjeta de visita. A Ludovico Einaudi. Enorme gratitud a toda la música que nos acompaña a diario.

La autora de la fotografía de la sección Testimonios es Marie Bellando Mitjans.

 

El más profundo agradecimiento a todos los corazones que entran en contacto con La Lettrería.

CARTA A MI HIJA

«Todos sabemos lo que cuesta decir lo que sentimos a los demás cara a cara, más a seres tan cercanos y queridos, en mi caso a mi hija. Confieso que al principio me costó, primero decidirme, y luego ponerlo en la práctica. Fueron varias sesiones de explicar todos mis sentimientos y resentimientos también, todo lo que me hubiera gustado decir a mi hija y que me era imposible, entre otras cosas, porque la comunicación entre nosotras en ciertos temas era nula e impensable. Acabó siendo fácil, gracias a la profesionalidad de Elena, sabiendo escuchar, y lo que es más difícil, saber plasmar con exactitud, delicadeza y maestría a través de su escrito, lo que yo verbalmente era incapaz. 

Tengo que decir, como a consecuencia de esa carta, la actitud de mi hija conmigo y yo con ella, ha sido un antes y un después, por supuesto para bien, lo cual me siento enormemente agradecida. Darle las gracias por su labor de ayudar, y doy fe de que lo hace maravillosamente. Gracias.»

A. Febrero-mayo, 2019. Barcelona.

ENCUENTRO DE ACOMPAÑAMIENTO

«En búsqueda de calmar la inquietud interna que sentía sobre ciertos temas, una buena amiga me habló de La Lettrería. Al contactar, me recibió Elena y desde el primer momento me sentí en casa, acogida de manera natural y cercana, de tú a tú, con mucho amor y respeto.

Las sesiones eran un encuentro con la calidad de escucha plena, sin juicios, con el arte de quien sabe estar para que emerja lo que importa y poder mirarlo de nuevas maneras. Como bien sabemos, a veces las palabras no llegan, y lo que sea que a unx le duele el cuerpo lo guarda, quizá esperando a ser atendido en algún momento…. Mediante el masaje, Elena está ahí, con su plena presencia, respirando y acompañando lo que sea que el cuerpo quiere expresar. Sabe hacer, cuida y acompaña.

…a lo largo de las sesiones se fue tejiendo una carta que al final del proceso me fue entregada. Palabras de mi alma escritas por La Lettrería… extracto de lo esencial hecho palabra. Me resulta valioso el poder nombrar, me sirve. Sí, me aportó claridad y mayor confianza en mi proceso…ah, y en cada encuentro saboreé deliciosos tés y ricos frutos, en un lugar amable…. me sentí cuidada en todos mis cuerpos!!»

Elena. Diciembre 2019- enero 2020, Barcelona.

MASAJE BIOENERGÉTICO PROFUNDO

«Quiero compartir con vosotras/os mi experiencia del Masaje. Lo puedo definir como si mi cuerpo, cuando Elena empezó a poner sus manos, fuera un bloque de plastilina muy dura y a medida que iba masajeando mi cuerpo se hacía elástico, con una sensación de bienestar que nunca había tenido.

Anteriormente me había dado 2 sesiones y ninguna se parece entre sí. ELLA sabe lo que necesita tu cuerpo en cada sesión, sin tenerle que decir tú lo que necesitas. Lo califico de EXCELENTE y lo recomiendo para todas las edades.»

Carmen M. P. Septiembre de 2020, Sevilla.

FELICITACIÓN PERSONALIZADA

«Feliz experiencia. Expresión perfecta de los sentimientos que quería transmitir. Es difícil plasmar y expresar tan exactamente lo que tienes dentro de tu corazón y La Lettrería lo ha hecho! Gracias!!»

Begoña. Navidad 2020. Guadalajara. 

ESCRIBE & DESCUBRE

«El taller E&D fue un momento para parar, disfrutar de los trazos de la escritura y darte cuenta como el cerebro va mucho más rápido que la mano. Y es ahí donde respiras y las ideas empiezan a ir al mismo ritmo de la mano, disfrutando del proceso y recreándose en los pensamientos, la manera de ponerlos en el papel y porque no, incluso en la caligrafía. En definitiva dos horas donde una se olvida del mundo exterior y solo existe el papel, el boli y las ideas.»

Susana A. Febrero 2020, Barcelona.

ESPACIO DE EXPRESIÓN ARTÍSTICA

«Después de un inicio algo bloqueada con cada actividad propuesta, se fueron disipando mis barreras internas hasta sentirme vacía y conseguir conectar con las emociones que tenía escondidas. Experiencia profunda y de gran riqueza interior. Otra manera de cuidarse a uno mismo.»

A. Enero 2021, Barcelona.

ENCUENTRO DE ACOMPAÑAMIENTO

«Vengo observando que las «llegadas» a la casa familiar me cuestan mucho últimamente. También es cierto que una vez pasada la adaptación, todos disfrutamos de unos días muy agradables. Para hacerte una idea, no he tenido ni una sola pelea por cuestiones de la convivencia, lo cual es un auténtico logro.

Después de la sesión, me sentí con tranquilidad para hablar sobre el chantaje que tan frecuente se estaba volviendo («ay, qué solos», «cuándo vais a venir…») y de ahí nació la oportunidad de charlar sobre cómo nos sentíamos. Fue muy productivo, muy enriquecedor para la relación y una nueva ocasión para seguir descubriéndonos más allá de los roles de madre, padre e hija.

El último encuentro me nutrió mucho, dándome cuenta de la importancia que cobraba la confianza que se había creado. Gracias, Lettrería, por abrirme un mundo de posibilidades comunicativas.»

M. Verano 2020.

ESCRIBE & DESCUBRE

«El taller E&D es una inmersión en un espacio acogedor y creativo en el que aprendes a soltarte, a confiar en lo que te surge de dentro y a respetar a tu cuerpo y proporcionarle movimientos suaves que lo hacen fluir entre líneas. Elena te sugiere ideas, te cuestiona motivaciones y, en suma, saca lo mejor de ti para que puedas aportar belleza y verdad sobre el papel en un mundo que las necesita mucho. Gracias por el impulso y por la comprensión, la intuición, el afecto y la convivencia que se respiran en el taller.»

Angelina Llongueras, Casal de Barri Pou de la Figuera 2018-19, Barcelona.

MASAJE BIOENERGÉTICO PROFUNDO

«Hola, mi nombre es Antonio y tengo 67 años. Hace 10 años me dio un Ictus cerebral y conforme me iba recuperando noté cómo era necesario cambiar hábitos por mi bien. Una de las cosas que probé fue el masaje y vi como mi cuerpo funcionaba mejor. Notaba como partes de mi cuerpo empezaban a comunicarse entre si. En pocas palabras, como si dentro de mi cuerpo tuviera atascos y mediante el masaje estos atascos desaparecieran, además las noches posteriores disfruto de que el insomnio no viene a visitarme.

Cada cierto tiempo recibo un masaje y aunque al terminar noto un profundo cansancio, con el paso de las horas empiezo a notar que la limpieza de las tuberías internas me deja el cuerpo con más vitalidad y tengo una sensación de encontrarme como nuevo.»

A.M.P. Sevilla.

ESCRIBE & DESCUBRE

«No tardé mucho en sentir mi primer encuentro de E&D como una invitación a explorarnos desde un lugar no común. El arranque es una acogida cálida a las personas participantes. La aventura se despliega cuando, al calor de una propuesta y de los sentidos -ni uno solo queda al margen- comenzamos a tejer entre sí, negro, rojo o verde sobre blanco, algunos jirones que nos habitan en el instante o en el recuerdo. Y las letras van brotando.

No es la cognición aislada quien recibe la llamada: todo el cuerpo es invitado e interviene en la acción creadora como agente y hogar, por lo que la experiencia se torna gozosamente peculiar y saludable. El movimiento, tranquilo como su contexto, se hace carta, pues acuna el lenguaje y lo desvela, en su doble sentido: evita que se adormezca y siembra su descubrimiento.

Con todo, no es posible marginar, en el impredecible resultado de la escritura, el sentimiento de que ha sido una vivencia compartida, un itinerario personal abrazado en grupo, sin importar qué palabras salieron de nuestra mano ni en qué frecuencia ha emitido la percepción de cada cual. La despedida no suspende el viaje: la tinta, la posterior lectura, las sonrisas y los silencios, casi de puntillas, han abierto un nuevo surco en la memoria.»

Xabi Jaso. Febrero 2020, Barcelona.

CARTA POR ENCARGO

«Llevaba mucho tiempo queriendo escribir una carta de vital importancia y encontré en La Lettrería la vía idónea para abordar el mensaje que quería transmitir. El proceso de la carta ha tocado muchos puntos esenciales para mi. Y la carta, en si, me ha permitido transitar, de una fantasía, que me tenía atrapada, a poder entregarme a una vivencia real¡Fue muy liberador para mí!»

Diana A. Barcelona.

ESPACIO DE EXPRESIÓN ARTÍSTICA

«Una experiencia sensorial que invita a la introspección a través de la escritura y del arte. También una ocasión única de conectar con otras personas y favorecer el desarrollo del vínculo social que tanto añoramos en esta época de pandemia. Para compartir y repetir con amigos, familiares o solos.» 

M. enero´21, Barcelona. 

ESCRIBE & DESCUBRE

«Fue una experiencia que recomiendo vivamente a todos aquellos que hayan sentido alguna vez el placer de expresarse por escrito. Me sentí acogido en un ambiente cálido y refrescante a la vez. Cálido por la confianza y afabilidad de las anfitrionas, que supieron integrarnos rápidamente a aquellos que nos conocíamos de antemano con el resto de asistentes. En un lugar grato y siguiendo un proceso natural nos vimos inmersos en el acto creativo.

Sentí el deseo de dejar correr libremente la escritura, sin pausa. Había conectado con partes de mí y de mi experiencia que parecían haber esperado ese momento para hablarme y salir a la superficie. Con la satisfacción de la claridad que aporta sacar a la luz lo que está latente, la riqueza del diálogo establecido, el optimismo de las aguas que corren.

Seguidamente, la comunicación viva del grupo, ayudada por con ricas infusiones, terminaba de dar sentido a una tarde de encuentro con la escritura. Con el gozo de haber compartido momentos serenos e intensos con almas cercanas.»

LL. Febrero 2020, Barcelona.

ESCRIBE & DESCUBRE

«Ha sido una experiencia sorprendente para mi sentarme y escribir, con calma, resolución además de divertirme. Vino a mí, una experiencia que había vivido cuando tenía cerca de 71 años. Me enamoré como si fuera la primera vez. Volví a vivir todo lo que sentí con gratitud y una sonrisa permanecía en mis ojos y por toda mi cara. Agradezco ese ratito, conmigo, mimando ese tiempo que ya pasó y que fue un regalo.»

A.M.L. Febrero 2020, Sevilla.

ESCRIBE & DESCUBRE

«Me apetecía mucho conocer el contenido del  taller E&D y me apunté al celebrado en Sevilla en 2020. Aunque no es esa mi profesión, he dado durante muchos años talleres de poesía y literatura a personas mayores y guardo de ellos un maravilloso recuerdo, porque no sólo los alumnos disfrutaron aprendiendo sino que yo lo hice –y mucho- escuchándoles. Y ahora, que yo también soy mayor, quería tener la experiencia de pasar al otro lado del espejo para mirarme desde allí y para conocer con ello otras maneras de reflexionar sobre los misterios de la escritura y sobre ese descubrir de su título.

Porque la escritura surge de la experiencia y de la reflexión – cosas ambas comunes a todos-,  resulta muy útil para nuestro bienestar emocional, para acercarnos a nuestro yo más íntimo, el intentar primero identificar nuestras emociones y trasladarlas después a un texto que las defina. Y porque escribir es manifestarnos -y con ello conocernos- esas palabras son un instrumento imprescindible para vivir mejor nuestro presente y además, con su permanencia, acompañarán nuestro futuro, seguirán contando quienes fuimos.

Asistentes de muy distintas edades, y un ambiente relajado y propicio a la introspección, facilitó el que fuéramos capaces de escribir sobre  nuestros sentimientos y lográramos con ello el cruzar ese difícil límite que nos separa de los otros. Y, además, fue muy estimulante el conocer las razones que nos habían llevado hasta allí, comprobar que el afán y la necesidad de escribir siguen estando presentes en muchas vidas. Todos tenemos recuerdos que nos han ayudado a ser quienes somos, historias que contar, y la escritura hace posible que las concretemos y con ello nos transciendan.

Para finalizar el taller, un tema propuesto a desarrollar nos hizo darnos cuenta de la facilidad con la que conectábamos con nuestras emociones y dábamos forma a unos sentimientos que creíamos olvidados, pero que estaban intactos esperando convertirse en palabras. Por eso, al terminar, todos estábamos muy contentos con el trabajo realizado.»

Raquel Rico, 2020, Sevilla.

13 + 4 =

Te invito a que me llames y de ahí te cuento tranquilamente. 

+34 684 02 78 58

lalettreria
info@lalettreria.com